6 min read

Tendencias ESG en 2024

24 de enero de 2024 13:36:34 CET

A medida que las prácticas y la información sobre ESG se vuelven cruciales para la imagen pública de las empresas, sus inversores y su éxito en general, 2024 parece ser un año de aún más regulaciones y un aumento de las políticas de ESG. 

Ahora, más que nunca, es importante que las organizaciones se preparen para ESG en 2024 y comprendan las tendencias que podríamos ver en el futuro panorama de la sostenibilidad.

Pero primero, ¿cómo era ESG en 2023?

ESG en 2023

En 2023, las organizaciones de todo el mundo afrontaban un panorama turbulento marcado por la crisis del coste de la vida, la inflación, las interrupciones en la cadena de suministro y el temor a una recesión. En medio de esta incertidumbre, las prácticas medioambientales, sociales y de gobernanza se volvieron aún más cruciales para las empresas.

2023 fue un punto de inflexión para ESG y enfatizó la necesidad de iniciativas proactivas de ESG. Las tendencias en ESG han estado presentes en los últimos años, pero en 2023 hubo algunas tendencias claras que es importante recordar de cara a 2024.

Finanzas sostenibles: Las empresas que centran sus inversiones tanto en los ingresos financieros como en el medio ambiente han cobrado impulso en el último año. 

Resiliencia de la cadena de suministro: Se prestó especial atención a la resiliencia de la cadena de suministro como tendencia ESG. Esto se vio acentuado por la necesidad de desarrollar una cadena de suministro que pueda mantener su eficiencia en tiempos de crisis, por ejemplo en una pandemia mundial. 

Transparencia y prácticas éticas: Para evitar las acusaciones de Greenwashing, las empresas se esfuerzan más por promover la transparencia y dar prioridad a las prácticas empresariales y de gobernanza éticas.

El panorama ESG sigue evolucionando. Dado que las cuestiones ESG mantienen su prioridad en la agenda, es importante que las organizaciones comprendan qué les depara el futuro y qué tendencias podrían observarse en 2024.

Tendencias ESG en 2024

De cara a 2024, hay tendencias ESG tanto antiguas como nuevas que deben tenerse en cuenta, especialmente para las empresas que tratan de aplicar una mayor sostenibilidad.

Ya se está perfilando como un año decisivo para la normativa ESG, con años de preparación que por fin entran en acción. Esto es especialmente cierto en la UE, donde el énfasis se está desplazando ahora a la aplicación después de la introducción de numerosos reglamentos en los últimos tres años.

Estas son las principales tendencias a tener en cuenta en 2024.

1. Requisitos obligatorios y transparencia

La exigencia de una mayor transparencia corporativa alcanzó su punto álgido en 2023, concretamente en relación con el impacto medioambiental y los riesgos asociados a la crisis climática.

Aumentar la transparencia siempre ha sido crucial para promover la sostenibilidad, pero en 2024 habrá un mayor impulso para garantizarla.

Esto se logrará a través de nuevos requisitos de información y divulgación que ayudarán a fomentar la presentación periódica de informes ESG en todo el mundo. Como consecuencia de la entrada en vigor de un mayor número de normativas obligatorias, es probable que incluso las empresas no afectadas por ellas empiecen a informar voluntariamente para ir un paso por delante.

Algunos incluso se refieren a 2024 como "El Año del Cumplimiento", haciendo hincapié en una mayor responsabilidad y transparencia por parte de las empresas en el próximo año.

La Directiva (CSRD) de la UE sobre informes de sostenibilidad corporativa es un ejemplo de las próximas normativas que afectarán al panorama de ESG. Marca un momento crucial en la presentación de informes ESG, ya que amplía el alcance de las obligaciones de información y las hace obligatorias para una gama más amplia de empresas a largo plazo. 

Esta directiva, que mejora y actualiza la anterior NFRD, está concebida para animar a las empresas a desarrollar enfoques empresariales más responsables y transparentes. Por primera vez, la Comisión Europea ha definido un marco normalizado de información sobre datos no financieros.

2. Mayor atención al Greenwashing

El greenwashing (lavado verde) se refiere a cuando las organizaciones comercializan de forma inexacta que sus productos y servicios son más sostenibles de lo que realmente son, y esto se combatirá con más fuerza en 2024. 

Los equipos de ESG tendrán que dar prioridad al cumplimiento de la normativa y colaborar estrechamente con los equipos de comunicación y marketing para garantizar que cualquier mensaje medioambiental se ajuste a la normativa.

Para 2026, la U.E. habrá prohibido rotundamente el greenwashing y las afirmaciones de neutralidad climática, por lo que las empresas en 2024 dedicarán mucho tiempo a cómo evadir el greenwashing en el futuro. 


3. Cadenas de suministro y emisiones de alcance 3

En 2024, las empresas pondrán más énfasis en sus cadenas de suministro, tanto en las declaraciones de Alcance 3 como en el mapeo de la cadena de suministro. Se hará hincapié en el establecimiento de políticas de contratación sostenibles y en la colaboración con los proveedores para mejorar el impacto medioambiental y social, así como en la recopilación de datos.

Crear y mantener una cadena de suministro sostenible siempre ha sido una característica principal de las tendencias ESG y 2024 no será diferente. Sin embargo, esta tendencia adquirirá un nuevo significado con la aplicación de la CSRD, que somete a la cadena de suministro a un mayor escrutinio.

Las empresas que trabajan para establecer una mayor transparencia y mejores prácticas ESG deben evaluar su cadena de suministro y trabajar para reducir sus emisiones globales, con el fin de facilitar el cumplimiento en 2024. 

Los inversores están cada vez más preocupados por los factores éticos y sostenibles de la cadena de suministro de una empresa. Esto incluye la adquisición responsable de cualquier material necesario, la aplicación de políticas laborales justas y la reducción del daño medioambiental en toda la cadena de suministro.


4. Ampliación de los informes a empresas privadas y pymes

En 2024, el enfoque de las tendencias ESG se extenderá más allá de responsabilizar a las grandes empresas públicas, e incluirá también abordar el impacto medioambiental de las empresas pequeñas y privadas.

Esto se debe en parte al reciente marco de la CSRD, que obliga a las empresas privadas a revelar también sus emisiones y su impacto medioambiental. Además, la directiva también exigirá a las empresas más pequeñas que empiecen a informar sobre sus prácticas ESG, aunque esto entrará en vigor más tarde de 2024.

En cualquier caso, esto significa que muchas organizaciones deberían plantearse la elaboración de informes ESG ahora más que nunca, ya que, independientemente del tamaño de su empresa, los requisitos obligatorios no tardarán en llegar.

5. Tecnología y Software de Informes ESG

En los últimos años, la forma en que los inversores evalúan los riesgos y oportunidades ESG se ha visto transformada por la integración del análisis de datos y la tecnología. Cada vez hay más herramientas y plataformas avanzadas que ayudan a los inversores a analizar grandes cantidades de datos y permiten tomar decisiones más informadas. 

Esta tecnología desempeñará un papel crucial en 2024, al mejorar tanto la información como la transparencia en el ámbito ESG. Cada vez más empresas están adoptando plataformas digitales para que su proceso de información ESG sea más eficiente. Estas herramientas digitales no sólo facilitan la recopilación y evaluación de datos ESG, sino que también mejoran la comunicación entre empresas e inversores.

Puede que el año que viene haya otras tendencias ESG que pasen a primer plano, pero por ahora estas son las que se espera que reciban más atención. 

Es crucial recordar que las tendencias ESG no son algo pasajero, sino más bien estrategias prácticas y exitosas que pueden ayudar al crecimiento organizativo, la transparencia y el cumplimiento.

¿Cómo puede Convene ayudarle con sus informes ESG en 2024?

En Convene queremos asegurarnos de que dispone del software adecuado que le ayude a gestionar sus informes ESG, de modo que pueda afrontar el incierto futuro de ESG desde la certeza.

En Convene hemos desarrollado nuestra propia herramienta de informes ESG: Convene ESG

Nuestro objetivo es aliviar algunos de los retos de la recopilación de datos ESG, el seguimiento del rendimiento y la presentación de informes para los factores ESG, de modo que las organizaciones puedan avanzar hacia la sostenibilidad global y la red cero.

Convene ESG puede ayudarle a informar sobre una serie de normas existentes, como TCFD, GRI y SRS, entre otras.

Además, cuenta con una función de comparación integrada, que le permite compararse con el formato de los informes accesibles al público de sus competidores. Esto ayudará a su organización a obtener los mejores resultados posibles.

Convene ESG está diseñado para facilitar al máximo el proceso de elaboración de informes, lo que significa que podrá anticiparse a los cambios en la legislación vigente en cuestiones ESG, estar preparado para afrontar los retos de futuras normativas e integrar plenamente las prácticas ESG en la cultura de su empresa.

Puede obtener más información sobre Convene ESG, y cómo podemos ayudar a su organización a alcanzar sus objetivos ESG, aquí.

Lotie Wright

Written by Lotie Wright