A medida que nos adentramos en la era post-pandémica, muchos se preguntan si habrá una vuelta a la oficina o si seguirán trabajando a distancia. Con el distanciamiento social, la falta de espacio en la oficina y la ansiedad que algunos pueden sentir por volver a estar cara a cara a tiempo completo, el futuro del trabajo en una oficina puede ser muy diferente.

Muchos se han acostumbrado al trabajo flexible y al equilibrio entre la vida laboral y la personal que les ha proporcionado. Los padres y cuidadores pueden hacer una pausa en el trabajo para recoger a sus hijos del colegio y trabajar después de que se hayan acostado. Aquí es donde se podría introducir un modelo de trabajo híbrido.

No es necesario trabajar en casa o en la oficina, 5 días a la semana. El equilibrio es posible. Debería hablar con los miembros de su equipo sobre cómo prefieren trabajar. Si decide seguir adelante con un modelo de trabajo híbrido, hemos respondido a algunas preguntas que puede tener.

 

¿Cuáles son las ventajas del trabajo híbrido?

Los estudios realizados durante esta pandemia han demostrado que los trabajadores remotos son más productivos que sus colegas de oficina. Durante demasiado tiempo se ha hecho hincapié en las horas y no en el rendimiento.

Puedes sentarte en una mesa de 9 a 5 en una oficina y distraerte con tus compañeros, o encontrarte con un muro en la resolución de problemas o en la creación de contenidos y tener que quedarte sentado. Con el trabajo a distancia, puedes tener la flexibilidad de salir a pasear para que se te ocurran ideas.

El trabajo híbrido también permite a tus empleados trabajar en las horas y lugares que les convengan. Algunos pueden ser madrugadores, mientras que otros no. Usted quiere sacar lo mejor de sus empleados, y el trabajo flexible lo fomenta.

Que sus trabajadores sean más productivos no es el único argumento de venta. El trabajo híbrido también reduce los costes operativos. El "hot desking" es cada vez más habitual. Atrás quedan los días de los escritorios asignados, y con ello llega el ahorro en forma de oficinas más baratas.

También puede significar invertir en espacios de oficina de coworking. Se trata de entornos construidos para el trabajo híbrido, que permiten disponer de espacios de oficina tipo pod, así como de zonas para el trabajo en común.

Con el trabajo híbrido, también puede aliviar algunas de las preocupaciones de sus empleados sobre la pandemia del Covid-19. Es posible que muchos de sus trabajadores no quieran volver a una oficina, con o sin máscaras, y que tomen el transporte público para llegar a ella.

El trabajo híbrido mantiene a sus empleados seguros y con éxito.

 

¿Cuáles son las desventajas del trabajo híbrido?

La desventaja más obvia del trabajo híbrido es que los que están en casa pueden quedarse fácilmente atrás. Los directivos pueden optar por volver al lugar de trabajo y seguir un modelo de trabajo tradicional. Sus trabajadores remotos pueden perder oportunidades porque están fuera de la vista, fuera de la mente.

No sólo pueden perderse oportunidades, sino también reuniones improvisadas. Si hay un problema o una idea, puede que el equipo no se tome el tiempo de informar a los que no han vuelto a trabajar en la oficina.

El trabajo híbrido no deja tiempo para las actividades de creación de equipos. La moral de los empleados ha bajado drásticamente durante la pandemia de coronavirus. De hecho, nos enfrentamos a la mayor dimisión potencial de la historia una vez que todo haya terminado. Con el trabajo híbrido, puede ser difícil tener a todos los empleados en un lugar fijo para desarrollar experiencias de equipo compartidas.

La formación también se vuelve más compleja. Las jornadas de desarrollo se convertirían en algo del pasado. Con un entorno de trabajo híbrido, la formación tendría que realizarse en línea para adaptarse a los empleados que trabajan en casa, o como un esfuerzo personal continuo.

Pasar al trabajo híbrido puede ser intimidante, la gente no es partidaria del cambio. Sin embargo, la adaptabilidad y la innovación son cruciales para las empresas.

 

¿Qué hay que pensar antes de implantar un entorno de trabajo híbrido?

En primer lugar, es importante preguntarse cómo se sienten sus empleados. Un entorno de trabajo híbrido no es una solución única. Hay ciertas preguntas que necesitan respuesta:

  • ¿Con qué frecuencia deben acudir los empleados a la oficina, si es que lo hacen?
  • ¿Es una cuestión de elección personal la mañana en la que alguien decide trabajar a distancia, o se exigirá a ciertos equipos que estén presentes en determinados días?
  • ¿Todas las reuniones serán híbridas, en persona o a distancia? ¿Qué software habrá que comprar?

Hay que establecer un protocolo claro antes de empezar a hacer movimientos.

 

¿Cuáles son los modelos de un entorno de trabajo híbrido?

Existen 3 modelos diferentes para un entorno de trabajo híbrido:

  1. Remote-first - Si se opta por este enfoque, se reflejará una organización remota. Todos los empleados trabajarán en línea, con ciertas excepciones para aquellos que necesiten estar de cara al cliente.
  2. 50/50 - Se trata de un modelo en el que se prefiere la oficina. Existe la opción de acudir a un espacio de oficina o quedarse en casa, en función de las preferencias personales del empleado. Sin embargo, es más probable que el espacio de la oficina sea comunal y más pequeño que en el pasado.
  3. Primero la oficina, luego el trabajo a distancia - Esta era la norma antes de Covid para muchas organizaciones. La mayoría de las organizaciones exigían que los empleados acudieran a un espacio de oficina, pero permitían trabajar a distancia a quienes les resultaba difícil.

 

¿Cómo implantar con éxito un entorno de trabajo híbrido?

Independientemente del modelo que elijas para el trabajo híbrido, hay algunos consejos clave para la implantación:

  1. Asegúrese de que todo el mundo se sienta involucrado: esto significa que es mejor tener reuniones semanales programadas, ya sean formales o informales, tanto para el equipo como para los altos cargos. También es importante celebrar una reunión mensual con un grupo más amplio de personas, en función del tamaño de la organización.
  2. Sea flexible con la capacidad de las personas para trabajar ciertas horas: puede que la gente se haya adaptado a tener ciertas horas libres, como descansos más largos para comer, clases de ejercicio en mitad del día o responsabilidades de cuidado de los niños. Otros pueden no querer coger el transporte público en horas punta y por eso prefieren trabajar más tarde. Sin embargo, es importante que los empleados se aseguren de estar disponibles para las reuniones programadas.
  3. Céntrese en el rendimiento, no en las horas: mientras se dedique tiempo y esfuerzo al trabajo y se garantice que todos los proyectos se completan con un nivel adecuado dentro de los plazos, no es necesario trabajar de 9 a 5.
  4. Invierta en un software que incluya el trabajo híbrido: debe asegurarse de que todos sus empleados tengan el mismo acceso a la información. La accesibilidad también es importante. Cualquier producto que adquiera debe ser seguro y fácil de usar.

 

¿Cómo puede Convene ser una ventaja para el trabajo híbrido?

Convene es una solución de portal para juntas directivas que pretende ayudar a todos nuestros clientes, independientemente de su entorno de trabajo. Nuestra biblioteca de documentos segura permite el acceso exclusivo a los archivos esenciales, tanto en línea como fuera de línea, en cualquier momento. Nuestro software simplifica las reuniones a distancia permitiéndole seguir la página del orador y resaltar la información con la exclusiva herramienta de puntero láser.

Descubra toda nuestra gama de funciones para ver cómo podemos ayudar a su organización. Si está interesado en saber más, no dude en ponerse en contacto con nosotros o en reservar una demostración gratuita.

Gabriella Mangham

Written by Gabriella Mangham